miércoles, 30 de abril de 2014

Tres trucos para pelar cebollas sin llorar.

A mi me encanta cocinar, pero el picar cebolla es superior a mis fuerzas, es ponerme a pelarla y los ojos se me llenan de lágrimas, se que a todo el mundo le pasa, pero lo mio parece ya algo personal. Así que aquí os traigo tres trucos por si os encontráis en el mismo caso que yo, podáis ponerle solución:


  1. Introducir la cebolla pelada 10 minutos en el congelador.
  2. Pasar la cebolla varias veces bajo el grifo del agua fría o cortarla  pasando varias veces el cuchillo por el chorro.
  3. Poner una vela encendida al lado mientras la cortas.
Ya me contaréis si os funciona...

Los champiñones al ajillo de mi madre, Carmen.

Excelente acompañamiento para carnes y pescados, y están tan buenos que se pueden comer solos junto con un trozo de pan.


Ingredientes:

  • 1 kilo de Champiñones.
  • 2 dientes de Ajo.
  • Un manojo de perejil.
  • 1 cucharaidita de harina.
  • 1  cucharada de tomate frito.
  • Una guindilla.
  • Medio vaso de vino blanco.
  • Aceite.
  • Sal.
Preparación::
  • Pelamos los Champiñones y los cortamos en rodajas. Reservamos
  • Pelamos y picamos dos dientes de ajo y un manojito de perejil
  • En dos cucharadas de Aceite, doramos el ajo y cuando adquiera, color añadimos el perejil y a continuación una cucharadita de harina.
  • Cuando la harina está tostada, incorporamos una cucharada de tomate frito, medio vaso de vino blanco y una guindilla.
  • En el momento en que la salsa empieza a espesar, incorporamos los champiñones, y cuando estos hayan reducido, salamos al gusto.
  • Los dejamos al fuego unos minutos.
  •  Servimos calientes.

El paté de calabacin y nueces de mi sobrina Marta.

Esta no es una receta típica de mi familia, ni Marta  que yo sepa lo ha elaborado nunca, pero le he dado este nombre, porque la receta se basa en un paté que mi sobrina compró en " cuca manduka", una tienda de delicatessen que abrieron al lado de su farmacia; cuando lo probé y vi los ingredientes, me gustó la idea para elaborar uno propio y este es el resultado.


Ingredientes:
  • un calabacin grande o dos pequeños.
  • Un puñado de nueces.
  • Una cucharada de aceite de oliva virgen extra.
  • Sal.
  • Pimienta.
  • Orégano.
  • Albahaca.
Preparación:
  • Pelamos el calabacin y lo cortamos en rodajas,  lo espolvoreamos de sal y pimienta y lo dejamos reposar unos veinte minutos para que pierda el amargor que pueda tener ( igual que  hago con las berenjenas).
  • A continuación lo cocemos en agua durante unos minutos, lo escurrimos y lo pisamos para que pierda  cuanta más agua posible.
  • En el baso de la batidora, mezclamos el calabacin con el puñado de nueces, el aceite, la sal, la pimienta, el orégano y la albahaca y batimos bien.
  • Dejamos enfriar y guardamos en la nevera porque está más rico un poco frío..

Los chorizos criollos al horno de Pepe.

La verdad es que a mi los chorizos criollos me encantan, por eso cuando Pepe me pasó esta receta la puse en práctica inmediatamente, estaba segura  que me gustaría, así  ha sido,  solio siento haber tardado tanto en colgarla, también debo advertiros que como siempre he cambiado  ( mejor dicho, algún ingrediente), las hierbas son un añadido mio, así como el acompañamiento de verduras.


Ingredientes:
  • 8 chorizos criollos.
  • 8 escalonias.
  • 4 tomates maduros.
  • Aceite de oliva.
  • Vino tinto.
  • Orégano seco..
  • Albahaca picada.
Preparación:
  • Precalentamos el horno a 180 ª unos minutos.
  • Mientras, pelamos las escalonias y lavamos los tomates ( si se quiere pueden pelarse),  y los cortamos a la mitad.
  • Colocamos los chorizos en una fuente apta para el  horno y los punchamos con un tenedor para que pierdan la grasa.
  • Colocamos intercalados entre los chorizos, las cebollas y los tomates.
  • Regamos con el  aceite y el vino tinto y espolvoreamos con el orégano y la albahaca.
  • Introducimos en el horno unos 25 minutos.
  •  Servimos caliente.

domingo, 27 de abril de 2014

El pastel de pescado de mi madre, Carmen.

Esta es una de esas recetas que yo he visto en casa de siempre, porque cuando eramos pequeñas ni a mis hermanas ni a mi nos gustaba en exceso el pescado, y así, con nata y cubierto con tomate, era la manera que tenía mi madre de que lo fuéramos tomando, supongo que ni eramos el único caso entonces, ni los niños ( y adultos) poco amigos del pescado, habrán desaparecido, con lo que resulta una forma deliciosa de comer pescado, de forma suave y sin tropezar con las molestas espinas, y con la ventaja de que admite un montón de  pescados e ingredientes, salsas : tomate, alioli, mayonesa y acompañantes: arroz blanco, patata frita, cocida....




Ingredientes:
  • 500 gr de filetes de merluza ( frescos o congelados).
  • 5 o 6 gambas o gambones ( frescos o congelados).
  • 3 huevos.
  • 200 ml de nata para cocinar.
  • 1 cebolleta.
  • 1 cucharada de tomate frito.
  • 1 cucharada de vino blanco o tinto.
  • Aceite
  • .Sal.
  • Pimienta negra.
  • Orégano.
  • Albahaca.
  • Pan rallado.
  • Salsa de tomate casera.
Preparación:
  • Picamos muy fina 100 gr de cebolleta y la ponemos a pochar a fuego suave, cuando está dorada, añadimos una cucharada sopera de tomate frito, una cucharada de vino blanco o tinto y el orégano y la albahaca, y lo dejamos  cocer hasta que se evapora el vino. Reservamos.
  • Por otro lado elaboramos la salsa de tomate ( dejo aquí el enlace con la receta de mi salsa de tomate, aunque podéis hacer la que queráis).
  • A continuación pasamos el pescado por un poco de aceite, no para que se fría sino para que se puede desmenuzar más fácilmente, lo dejamos enfriar y lo desmigamos teniendo buen cuidado de eliminar todas las espinas.
  • Troceamos las gambas  o los gambones, más gruesos o menudos dependiendo de la textura que queramos darle al pastel.
  •  Después batimos los huevos hasta que queden espumosos y le añadimos un poco de sal, la nata, el pescado, las gambas y el sofrito de tomate que teníamos reservado.
  • Untamos con aceite un molde que pueda ir al horno y  lo espolvoreamos con pan rallado para que no se pegue, sacudiéndolo a continuación para eliminar el sobrante, y vertemos en el la mezcla anterior.
  • Horneamos al baño María a 180ª unos 40 minutos o hasta que al pinchar con una aguja o palillo este salsa limpio y lo dejamos enfriar un poco para que nos sea posible desmoldarlo sin que se rompa.
  • Servimos templado con la salsa de tomate caliente.


.

sábado, 26 de abril de 2014

La Pizza de espinacas, espárragos, alcachofas, calabacín y queso de cabra de Tere.

Hace un montón de tiempo ( por lo menos cinco meses salvo que  alguna se me escapara), que no cuelgo en el blog ninguna receta con productos enlatados, en bote , precongelados  o cosa similar, así que cuando Tere me pasó esta receta, la verdad es que me dio una alegría porque además de que la pizza está buenísima y es sana ( casi todo verduras), tenía otra receta más para esta" controvertida" sección) .espero que os guste. ( el calabacin se me olvido decir que es fresco, aunque ya lo vereís al leer los ingredientes).


Ingredientes:
  • 1 lámina de masa de pizza refrigerada.
  • 150 gr de medallones de queso de cabra.
  • 100 gr de espinacas congeladas.
  • 6 espárragos verdes en bote.
  • 1/2 calabacín.
  • 3 cucharadas de tomate frito.
  • Aceite de Oliva.
  • Pimienta negra.
  • Orégano seco.
  • Albahaca picada.
Preparación:
  • Cocemos las espinacas en agua hirviendo, escurrimos y reservamos. Escurrimos los espárragos y los lavamos bajo el grifo para eliminar el líquido en que vienen conservados. 
  • Despuntamos el calabacin, lo lavamos también y lo cortamos en rodajitas finas.
  • Rehogamos las alcachofas en dos cucharadas de aceite hasta que tomen color. Escurrimos y reservamos.
  • Precalentamos el horno unos minutos a 200ª.
  • Ponemos la masa de pizza sobre la placa forrada con papel sulfurizarado, la cubrimos con el tomate y disponemos encima el calabacin, las espinacas, las alcachofas y los espárragos. Salpimentamos y espolvoreamos con el orégano y la albahaca.
  • Repartimos por encima el queso de cabra y la horneamos unos 15 minutos.
  • Servimos la pizza enseguida para comerla caliente, y cortada en porciones.

miércoles, 23 de abril de 2014

La salsa criolla de Carmen.

Aquí va otra receta del curso que hice con Carmen la vuelta al mundo en la cocina, en este caso se trata de una salsa, que preparamos para comer con un plato de conejo, sin embargo en mi casa yo la puse de acompañante de unas chuletas de cerdo ibérico y tanto una coma las otras estaban de muerte lente. La salsa puede tomarse tal cual o pasada por la batidora, cuelgo fotos de las dos texturas  para que cada uno elija la que prefiera.



Ingredientes:
  • 2 hojas de laurel.
  • 1/2 cucharadita de orégano.
  • 1/2 cucharadita de tomillo.
  • 1/2 cucharadita de albahaca.
  • 1/2 cucharadita de pimentón ( dulce o picante).
  • 1/2 cucharadita de guindilla molida.
  • 1 cucharadita de pimienta.
  • 250 gr de tomates pelados y picados.
  • 1 cebolla picada.
  • 1 rama de apio picada.
  • 1 pimiento verde picado.
  • 1 diente de ajo picado.
  • 250 ml de caldo de pollo.
  • 1 cucharadita de azúcar.
  • 1/2 cucharadita de salsa tabasco.
  • Mantequilla.
  • Sal.
Preparación:
  • En un cuenco combinamos el laurel, el orégano, el tomillo, la albahaca, el pimentón, la guindilla y la pimienta. Mezclamos bien y reservamos..
  • En una cazuela a fuego medio, ponemos un poco de mantequilla y freímos los tomates, la cebolla, el apio, el pimiento verde, y el ajo ( todo troceado), junto con la mezcla de hierbas, durante cinco minutos. 
  • Añadimos el caldo, el azúcar, y el tabas, salamos y llevamos a ebullición.
  • Prolongamos la cocción a fuego suave removiendo regularmente.
  • Antes de servir, retirar las hojas de laurel.

martes, 22 de abril de 2014

Las patatas rellenas de salchichas de Mónica.

La verdad es que estamos en una época " difícil" para las patatas, las viejas han desaparecido y las nuevas todavía no son demasiado buenas, con lo que puede resultar arriesgado tomarlas rellenas, sin embargo he de decir que he tenido suerte y he encontrado unas patatas que resultaron deliciosas.  tanto por su buen aspecto como por su sabor. Todo un éxito.


Ingredientes:
  • 4 patatas grandes.
  • 8 salchichas caseras mezcla de ternera y cerdo.
  • 2 tomates maduros.
  • 1 cebolleta.
  • 1 guindilla ( opcional).
  • 100 ml de agua.
  • Una pastilla de caldo de carne.
  • Un vaso de vino blanco.
  • Mozzarella rallada.
  • Aceite
  • Sal.
  • Pimienta negra molida.
  • Perejil para decorar.
Preparación
  • Lavamos las patatas y las cocemos con piel en una olla con abundante agua salada unos 40 minutos, hasta que estén tiernas, las escurrimos.
  • Mientras, pelamos la cebolleta, la picamos y la rehogamos en una sartén con un poco de aceite.
  • Desmenuzamos las salchichas quitándoles primero la piel y las añadimos a la cebolleta junto con una guindilla si queremos dar a la carne un toque picante y la sofreímos hasta que cambie de color. Echamos el vino y dejamos incorporar.
  • Pelamos los tomates ( los escaldamos antes para que resulte más fácil) y los cortamos en dados, retirando las semillas. Los agregamos a la sartén y continuamos la cocción diez minutos.
  • En los 100 ml de agua templada deshacemos la pastilla de caldo de carne y lo incorporamos dejando que cuezan otros diez minutos más.
  •  Salpimentamos.
  • Cortamos la parte superior de las patatas y las vaciamos con una cucharilla, rellenamos con la preparación anterior y las espolvoreamos con la mozzarella rallada. Gratinamos en el horno hasta que el queso se funda y quede doradito. 
  • Servimos adornando las patatas con unas hojas de perejil

lunes, 21 de abril de 2014

La crema de espinacas, puerro y patatas de Julia.

La verdad es que llevo un tiempo un poco vaga en lo que a colgar recetas se refiere ( que no a cocinarlas) y tengo varias pendientes que no quiero pasen de este mes, una de ellas es esta, una deliciosa crema de espinacas, puerro y patatas, todavía  caliente, por que el tiempo aún no es lo suficientemente caluroso para sopas frías.


Ingredientes:
  • Una bolsa de espinacas congeladas. ( unos 400 gr),
  • 2 puerros.
  • 2 patatas.
  • 1 cebolleta.
  • 1 litro de agua o caldo de verduras.
  • 250 gr de nata para cocinar.
  • Aceite.
  • Sal.
  • Pimienta negra recién molida.
  • Unas rebanadas de pan del día anterior.
Preparación: 
  • Escaldamos las espinacas en agua hirviendo,  escurrimos y reservamos.
  • Pelamos la cebolleta y la cortamos en juliana, eliminamos la raíz y las hojas verdes del puerro, lo abrimos y lavamos bajo el grifo del agua fría, y lo troceamos, pelamos y lavamos las patatas y las cortamos en rodajas.
  • En una cazuela ponemos un poco de aceite y doramos la cebolleta y el puerro durante unos cuatro minutos, a continuación  añadimos las patatas, y las espinacas y cubrimos  todo con el agua o el caldo de verduras, dejándolo cocer unos 30 minutos a fuego suave.
  • Retiramos del fuego, añadimos la nata (dejando un poco para decorar), salpimentamos y pasamos por la batidora hasta que alcance la textura que deseemos ( a mi me gusta bastante fina, por lo que a veces la paso también por el pasapurés).
  • Cortamos las rebanadas de pan en trocitos pequeños, tipo picatostes) y doramos  en un poco de aceite.
  • Servimos la crema caliente  en platos hondos o  en cuencos, adornada con la nata y los picatostes.